19
Jan
10

REFLEXIONES SOBRE EL TROFEO RUDE BOYS

El Trofeo Rude Boys ha conseguido lo que nadie en este país: la unanimidad de todo el colectivo que conforma el kick boxing patrio. Dicha unanimidad gira en torno al hecho de la excelencia de dicho torneo, que edición tras edición se supera con creces.  Más rings, más competidores, más público, mejor organización, elevan la calidad de este evento, que a mi entender, aun no ha tocado techo. La próxima edición supondrá un gran reto para Vicente Salvador y su equipo, ya que han puesto el listón muy alto.

Asistir a un trofeo de estas características es enormemente gratificante. Cuando acudimos a una velada profesional, esperamos lo mejor de los competidores. Pero cuando vemos buenos combates en chic@s recién iniciados, nuestro corazón se llena de alegría y esperanza. Alegría, porque disfrutamos del magnífico trabajo de sus entrenadores y del esfuerzo y calidad de estos chic@s y tenemos la esperanza de que algún día, de todos estos valientes, salga alguna gran figura. Su constancia e ilusión bien lo merece.

Por otra parte, me sorprendió el incremento en competidoras femeninas.  La igualdad de la mujer llega, por suerte, a todas las facetas de la vida y el Kick Boxing no podría ser menos. Existen  deportes donde hay diferencias plásticas o técnicas entre la competición masculina y la femenina. El Kick Boxing no es uno de ellos.

Aunque se rozó el lleno absoluto en las gradas, sería interesante que el público que asistiera no solo fuera aquel que tiene algún lazo de consanguinidad  o confraternidad con los participantes. La calidad y magnitud del evento reclaman la presencia del aficionado en general.

Por último, lo que pone en evidencia este torneo es la existencia de  una magnífica cantera. Pero son necesarios los apoyos institucionales y mediáticos, algo muy mermado por la inexistencia de una federación única de Kick Boxing. Es hora de que los estamentos federativos olviden sus guerrillas e intereses personales y piensen más en este deporte que en si mismos.

Por todo ello y sin la menor  duda, presenciaré  la próxima edición, ¿y tú?.

Casto Rego.



Archivo


%d bloggers like this: